La cofradía de las manos libres

La periodista española, una de las fundadoras del grupo de usuarias Wikimujeres, cuenta cuál es el secreto del enjambre que se arma en las editatones y nos reta a que pasemos a Nivel 2 en el uso de Internet.

Mira lo que tengo aquííííí: Mujeres en el Mundo. ¡En papel!” Montserrat Boix  genera pasión a primera vista. Es española, es periodista, es feminista, es pionera en entender el uso político de la web. A mediados de los 90 creó Mujeres en Red , hoy es referente de Wikimujeres  , una ONG propia, una rama autogestionada y autónoma pariente cercana de la familia de la enciclopedia libre.

Para charlar esta tarde por Hangouts conexión Madrid/Buenos Aires, interrumpe lo que está haciendo, está tipeando datos de esa publicación que documenta la situación de los derechos femeninos en 80 países del globo, en la década del ´80. “Es lo mismo que hacíamos hace 15 años con Mujeres en Red. Lo bueno es que ahora Wikipedia no es un espacio aparte. Si no estás acá, no existís. No sé cómo va a evolucionar, pero hoy representa la información más estable que tenemos.

Montse sí que es una voz experta para hablar de Wikipedia y su latido. Puede pasar trasnoches, siestas, mañanas enteras editando, corrigiendo, analizando las entrelíneas de la información publicada en la plataforma. “Reconozco que hay pocas personas interesadas en escribir sobre género. El primer reto es conseguir que haya personas con formación feminista y que estén capacitadas para tocar algunos artículos. Nos falta estrategia. También se trata de sumar diversidad. La mayoría de las biografías femeninas son escritas por personas anglosajonas desde una perspectiva anglosajona y con sus protagonistas, que no tienen que ver con las protagonistas del sur.” Boix y su comunidad saben lo que hacen: replican en Modo 3.0 lo que hicieron otras a partir de los años 70, cuando empezaron a mirar y a escribir la historia con perspectiva de género.

No sé cómo va a evolucionar Wikipedia

pero hoy es la información

más estable que tenemos.”

Es cerebro y anfitriona de editatones que se realizan cada semana en Barcelona y Madrid para escribir sobre viajeras, científicas, escritoras, hasta rastrearon a las primeras compositoras de música electrónica. “Hoy hay mucha información sobre cómo se edita pero sigue siendo complicado hacerlo bien. El trabajo no es solamente sentarse a escribir sino también reflexionar cuáles son las imprescindibles que tienen que estar. El reto es tener capacitación digital para edición en Wikipedia. Hoy lo digital forma parte de nuestra vida cotidiana pero el problema es que existe una segunda brecha digital de género. Tenemos el acceso pero, ¿cómo estamos usando Internet? La estamos usando de forma básica, nos cuesta manejarnos con soltura más allá del correo electrónico o de Facebook.”

El enjambre femenino de esta comunidad virtual tiene sus códigos. ”Para aprender a editar en Wikipedia es importante la transmisión de la experiencia personal, por eso es importante la convocatoria, el encuentro presencial, las editatones. Es un proceso que no tiene que ver con libros sino con una práctica y un compartir una manera de hacer. Esta es una ventaja, es nuestro elemento diferencial: en Wikimujeres compartimos lo que sabemos, eso genera una complicidad con las personas que nos juntamos para editar que genera una red que ayuda mucho a avanzar.”

Dejar una respuesta