Victoria en Italia: más precedentes en favor de la libertad de expresión de los usuarios

El pasado 9 de julio y en línea con los resultados de otro caso similar en junio en Estados Unidos, la comunidad de Wikimedia obtuvo una resonante victoria en las cortes italianas. Luego de cuatro años, la Fundación Wikimedia y Wikimedia Italia estuvieron involucradas en una demanda iniciada por el político italiano Antonio Angelucci y su hijo, Giampaolo. Ambos pedían veinte millones de euros en compensación por supestas frases difamatorias aparecidas en dos páginas de la Wikipedia en italiano.

El Tribunal Civil de Roma se pronunció al respecto (link en italiano) el 9 de julio, rechazando la demanda y declarando que la fundación no es legalmente responsable por el contenido que sus usuarios libremente aportan a los proyectos de Wikimedia. Más aun, es la primer consideración acerca de Wikimedia que sienta precedente en Italia y en tanto jurisprudencia allana el camino para más y mejores protecciones a la libertad de expresión en Internet para la ley italiana.

Los Angeluccis argumentaron que la página de Wikipedia de Antonio Angelucci y del periódico italiano Il Riformista contenían afirmaciones falsas que supuestamente dañarían su reputación, de acuerdo a su reclamo. Generalmente, la Directiva de E-Commerce de la Unión Europea (link en inglés) limita la responsabilidad de los servidores de alojamiento respecto de los contenidos que suben sus usuarios; sin embargo, los Angeluccis afirmaron que las actividades de la Fundación Wikimedia eran más similares a los de un proveedor de contenido y que ninguna exención de responsabilidad de acuerdo a la Directiva aplicaría, o que al menos Wikipedia debía ser considerada un «periódico en línea» y por ello la Fundación debiera ajustarse a los estrictos estándares que rigen la prensa italiana.

Libertad de expresión en Internet

Emblema sobre la Libertad de expresión y la Censura, para ser usada en userboxes, disponible en Wikimedia Commons.

La corte italiana rechazó estos arguementos, afirmando que si bien la Directiva no aplica directamente a la Fundación Wikimedia por ser una organización no basada en la UE, sus principios básicos sí lo hacen. De acuerdo a los mismos, Wikimedia debe ser considerada un proveedor de alojamiento, y no uno de contenido, y por lo tanto sólo será responsable por contenidos generados por usuarios si obtiene aviso explícito de poseer información considerada ilícita por las autoridades competentes y no actúa al respecto.

La corte sigue afirmando que Wikipedia «ofrece un servicio basado en la libertad de los usuarios para bocetar las varias páginas de la enciclopedia; es esta libertad la que excluye cualquier obligación de garantizar la ausencia de contenido ofensivo en sus sitios y que encuentra balance en la posibilidad de que cualquiera modifique los contenidos o pida por su remoción». En otra declaración, subraya además la claridad de los avisos de la Fundación sobre su rol neutral en la creación y mantenido de los contenidos, inclusive notando que los Angeluccis mismos podrían haber modificado los artículos en cuestión.

Como se remarcara en el caso de los 4 editores demandados el mes pasado en Estados Unidos, la comunidad de Wikipedia ha establecido un número de procedimientos de resolución de disputas para discutir temas relativos a contenidos, y éstos están disponibles para cualquier usuario. La gran mayoría de las disputas se resuelven a través de estos procedimientos. La Fundación Wikimedia recomienda siempre explorar los mismos ante preocupaciones sobre el contenido antes que recurrir a acciones legales. Y de la misma manera que en el caso anterior, no dudará en defender el mayor repositorio de conocimiento humano ante aquellos que desafían los derechos de su comunidad a hablar, crear y compartir libremente.

 

Nota: Aunque está decisión representa un importante progreso hacia la protección de proveedores de alojamiento como la Fundación Wikimedia, es igualmente importante recordar que cada individuo es responsable por sus acciones en línea y fuera de ella. Por propia protección, siempre se debe ser cuidadoso y evitar contribuir a los proyectos de Wikimedia con contenidos que puedan resultar en responsabilidades civiles o criminales bajo las leyes que tengan jurisdicción sobre el autor. Para más información se pueden consultar los Términos de Uso y las Políticas Legales.

Traducido y adaptado de la entrada original, publicada en el blog de la Fundación Wikimedia por Michelle Paulson, Consejera Legal, y Geoff Brigham, Consejero General de la Fundación Wikimedia.

Dejar una respuesta